El Baby Led Weaning es la alimentación complementaria dirigida por el bebé (el niño come sólo de manera autónoma). Son ellos los que deciden cuanto y como comer, nosotros debemos de encargarnos de ofrecerles alimentos sanos y de calidad.

Al principio comen muy poco suelen jugar con los alimentos y como mucho los chupan. Se caerán un montón de alimentos al suelo, se manchará muchísimo pero paciencia… poco a poco irán gestionarlo mejor.

Forma parte de su aprendizaje, ya que las necesidades nutricionales básicas siguen cubiertas por la leche. No olvides que es una alimentación complementaria, el bebé debe seguir con sus tomas.

Que hay que tener en cuenta para comenzar el método BLW:

-Lo más importante que el niño esté preparado.

-Se puede empezar a partir de los 6 meses o más, hay que tener en cuenta que agarra lo que pilla pero no controla su fuerza ni a donde lo dirige.

-Importante sentarlo a la mesa con nosotros en su trona pero junto a la familia, para hacerlo participe de la comida familiar. Disfrutan con cada comida y se entretienen con la familia en la mesa.

-Siempre debe estar en posición erguida cuando manipule los alimentos y coma. Nunca puede estar sólo,  debes evitar darle alimentos duros

-Trozos ni muy pequeños, que no da agarrado, ni muy grandes con los que pueda atragantarse. Los alimentos que debemos ofrecer a nuestros bebés son en tiras del tamaño de un dedo.

-Cada alimento nuevo debe darse de forma individual, por motivo de las posibles alergias.

Es normal que al principio estés muy nerviosa, porque lo que más nos preocupa es que se atraganten….

Si optáis por este método debéis tener mucha paciencia, ya que este método necesita tiempo. Ánimo, estaréis orgullosos de vuestros pequeños, que se hacen grandes.

Serán niños que en el futuro comerán mejor.